26032013

10 Consejos para hacer un PFC de Arquitectura

CATEGORÍA » Profesión
Sabemos que muchos de los estudiantes de arquitectura que nos visitan se encuentran en los últimos años de la carrera. Probablemente muchos de vosotros ya habéis empezado con el último gran paso antes de convertiros definitivamente en arquitectos
el PFC.

En esta entrada queremos recopilar una serie de consejos que por nuestra propia experiencia o por la de otros compañeros, pensamos que pueden ser útiles para todos aquellos estudiantes de arquitectura que vayan a empezar el Proyecto Fin de Carrera o ya estén inmersos en el. Esperamos que os gusten.

10 Consejos para hacer un PFC de arquitectura


1. Elige algo que te guste
Si tienes las posibilidad de elegir el proyecto que quieres hacer, decántate por algo que te llame la atención. Si durante la carrera lo que más te gusto fue hacer viviendas pues haz viviendas. Piensa que vas a estar con ese tema durante bastante tiempo, siempre es mejor que el tema te guste.

2. Elige el emplazamiento
Pienso que es mejor elegir primero la temática y después el lugar donde irá ubicado tu proyecto. Elige a ser posible un lugar que conozcas bien, que tengas cerca y que puedas visitarlo a menudo. Conocer bien el lugar te aportará un análisis potente que respaldará tus decisiones de proyecto. Hay quien hace proyectos en parcelas en Pekín o en la luna (se han visto casos). Personalmente creo que es mejor tener los pies en el suelo y ser coherente. Elegir una parcela que se adapte al tamaño del proyecto y haceros con toda la información catastral, la historia de la parcela, las normativas que la afectan,... Tenéis que ser la persona que mejor conozca esos metros cuadrados del mundo.

El proyecto fin de carrera de arquitectura
¿Te suena algo de esto?

3. El tamaño importa
La escala del proyecto es muy importante. Tendemos muchas veces a tratar de abarcar proyectos demasiado grandes donde es imposible alcanzar un grado de madurez suficiente en todas las facetas del proyecto. Pienso que es mejor ir a una escala manejable en la que puedas alcanzar un nivel de detalle mayor, aprenderás mucho más que si decides hacer un estadio olímpico, además te será mucho más útil una vez que termines.

4. La información sobre el proyecto
Antes de trazar la primera linea tienes que saber a que te enfrentas. Conocer a fondo la temática de tu proyecto. Qué tipologías existen, que normativas te condicionan técnica, funcional y conceptualmente, que personas van usar el edificio, quien lo habitará, quien lo visitará, quien trabajará en él... Visita otros edificios similares, busca buenas referencias, pregúntale a tus tutores. Hay que tener muy claro el programa, que sea lógico, adaptado a la funcionalidad y el uso del edifico. Además ha de ajustarse el programa al espacio disponible, ni demasiado grande, ni demasiado pequeño. Construye un buen dossier con toda esa información, te será muy útil a la hora de defender tu idea de proyecto.

Consejos para realizar un PFC de arquitectura
¿A quién no le ha pasado?

5. Corrígete a ti mismo
Quizás el principal aprendizaje que podemos obtener de nuestro Proyecto Fin de Carrera es corregirnos a nosotros mismos. Adentrarse en la realización de un proyecto arquitectónico íntegro es como un rito de iniciación, una vez superado, a parte de todas las competencias que debemos demostrar, hemos de adquirir la más importante de todas, la autocrítica. Aprender a poner en crisis un proyecto es algo fundamental, saber corregirnos a nosotros mismos es algo indispensable en el futuro ejercicio profesional. Pero poner en crisis un proyecto puede llevarnos constantemente a replantearlo, modificándolo una y otra vez, no cerrándolo nunca, por lo que hemos de saber, como en todo, mantener una postura razonable y pragmática en este aspecto.

6. Corrige todo lo que puedas
Una de las pruebas más duras en el desarrollo de un Proyecto Fin de Carrera, y de cualquier otro proyecto profesional, es darlo a conocer a otra persona. En este caso que nos ocupa se trata del tribunal de profesores que evaluará tu proyecto. En cada presentación o corrección que realices lleva siempre toda la información bien organizada, estructurada y detallada lo máximo posible. Apoya tus palabras en referentes, esquemas conceptuales, planimetría, secciones, volumetrías, fotografías, apuntes, etc. Explícalo todo claramente, de lo general a lo particular, y de lo particular a lo general, teniendo en cuenta en todo momento la escala que estás tratando. Contar un proyecto es siempre una narración así que tiene que constar de un planteamiento, un nudo y un desenlace o conclusión.

7. No abuses del Autocad
Dibuja, dibuja siempre. Modela, maqueta, juega con los volúmenes, con los espacios, suéñalos… Pero todo esto con tus propias manos. Por desgracia hoy en día muchos arquitectos comienzan a proyectar directamente en Autocad, por lo que sólo alcanzan lo que llegan a saber hacer con esas herramientas. El verdadero poder generador de un proyecto está en ti. Cualquier lugar es bueno para dibujar, para pensar, para soñar, para proyectar. La inspiración llega en cualquier momento y has de estar preparado siempre para recibirla con los brazos abiertos y el lápiz en la mano.

8. Organízate
Esto es muy importante, sobre todo si no quieres frustrarte realizando un trabajo en balde. En muchas escuelas tienes cuatro meses de clases-corrección para plantear y corregir tu proyecto ante el tribunal. Durante ese tiempo dedícate a pensar el edificio o la intervención que vas a desarrollar, esta ha de ir evolucionando hasta que recibas el visto bueno para comenzar con la fase, digamos, más técnica del proyecto. Eso si, no olvides nunca que todo lo que pienses ha de poder construirse, y que luego serás tu el encargado de diseñarlo y calcularlo.Establece metas y fechas para ir cerrando partes del proyecto. Hazte un horario, cúmplelo. Pero en todo caso no te agobies, piensa sólo en el final del día, y si lo haces bien, date un premio.

9. Véndete, pero no engañes
Estructura la información de manera clara, que sea fácil de encontrar y resulte agradable de ver. Piensa en una imagen gráfica que unifique el proyecto. No somos diseñadores gráficos, tampoco publicistas, pero hemos de saber vender nuestro producto, nuestro proyecto. Una buena imagen global del mismo es imprescindible. Pero ojo, no todo es eso, no pequemos de un gran envoltorio para no tener nada dentro, lo que de verdad se evalúa son tus conocimientos de arquitectura, así que no descuides nunca el contenido. Piensa también que el PFC será tu mejor carta de presentación en tu búsqueda de empleo por lo que a parte de tu tribunal lo verán muchas personas.

10. ¿Cual es tu consejo?
El décimo consejo lo pones tú. Déjanos un comentario con algo que creas que se nos ha escapado y que creas que puede serle útil a los PFCeros. Esperamos que esta lista de consejos has haya sido de ayuda. Gracias por leernos.

***
Las imágenes han sido obtenidas de eltrabajointerrumpido.blogspot.be

CURSOS Y MÁSTERES PARA ARQUITECTOS


Si estás interesado en Cursos o Másteres, échale un vistazo a nuestra selección de programas de formación específicos para arquitectos en nuestra sección de cursos de los mejores centros de formación de España.

Ir a la sección de Cursos


Tal vez también te interese:
Ya soy arquitecto ¿Y ahora qué hago?
Como hacer un portfolio de arquitectura



Última edición por arquiparados el Mar Mayo 24, 2016 1:55 pm, editado 16 veces

http://www.arquiparados.com

Mensaje el Jue Abr 04, 2013 5:12 pm por Pacofer

Buenos consejos para realizar un PFC, lástima que ya me coja al tarde, yo sobre todo lo que recomiendo es paciencia, es un bache duro de pasar, según las escuelas, en mi caso ya casi lo tengo acabado pero es un proceso largo.

Arquiparados | Empleo y formación para arquitectos