banner Master BIM

¿Cómo proteger los toldos para terrazas durante el invierno? Principales consejos

CATEGORÍA » Blog
proteger los toldos

Si bien el uso de los toldos en nuestro país está más orientado a protegernos de las elevadas temperaturas del verano y de la gran cantidad de luz que puede entrar en casa, lo cierto es que también se usan durante el invierno. 

Un toldo de calidad puede proporcionar cierto nivel de aislamiento respecto al frío del exterior favoreciendo un ambiente más agradable en el interior del hogar.

Pero proteger los toldos para terrazas no siempre resulta sencillo, más cuando no se tienen conocimientos acerca del tema. 

En cualquier caso es fundamental aplicar ciertas pautas de protección, ya que de lo contrario el toldo puede tener una vida útil muy inferior y se deteriorará de forma más rápida.

Los principales fabricantes e instaladores de toldos, como puede ser Toldoscostablanca.com, suelen dar a sus clientes una serie de consejos básicos para cuidar los toldos durante el invierno, cuando el clima puede resultar más adverso por causa de la lluvia y del viento. 

¿Quieres saber cuáles son estos consejos para proteger toldos de terrazas? Los mostramos todos a continuación.

Principales consejos para proteger toldos en invierno


1. Evitar la humedad

La humedad puede convertirse en la peor enemiga de los toldos y evitarla es fundamental para favorecer su conservación. En invierno son habituales las lluvias y puede ocurrir que el toldo esté desplegado durante un episodio de lluvia, pero hay que evitar recogerlo hasta que se encuentre totalmente seco

Los toldos para terrazas, pero también el resto de toldos, se deben recoger totalmente secos. Esto es especialmente importante antes de recoger el toldo para una larga temporada (semanas o meses).

2. Instalación de sistema cofre

Cada vez son más los toldos para terrazas que traen consigo un sistema cofre que favorece la recogida y protección del toldo. Este sistema permite proteger el producto dentro de una especie de cajón de aluminio, donde no le afecta la lluvia u otros agentes del tiempo. 

Esto es muy necesario en zonas donde son habituales episodios de lluvias para evitar que la humedad penetre en el interior del toldo. Este sistema suele venir incluido al comprar el toldo, pero es conveniente asegurarse preguntando a la empresa instaladora.

3. Instalación de protección de aluminio

Una opción muy interesante para proteger los toldos durante el invierno, tanto si tiene sistema cofre como si no, es la instalación de un pequeño tejado protector de aluminio situado sobre el toldo. Estos pequeños tejadillos son finos y su instalación no resulta nada complicada. 

Tanto en invierno como en verano ayudan a proteger el toldo de la terraza de cualquier inclemencia del tiempo. En ocasiones es posible sustituir el tejadillo por unas lonas impermeables que sean resistentes y protejan igualmente al toldo.

4. Estar pendiente de las previsiones meteorológicas

Los expertos en toldos y pérgolas también recuerdan la importancia de estar pendientes de las previsiones meteorológicas en caso de tener el toldo desplegado durante el invierno de forma habitual. 

En caso de que la previsión meteorológica prevea rachas de viento superiores a 35 km/h, la posibilidad de que caiga granizo o precipitaciones superiores a los 50 litros por metro cuadrado es fundamental recoger el toldo. 

Tanto una lluvia intensa, como el granizo o el viento pueden ocasionar daños en el toldo como roturas y agujeros que pueden ser irreversibles.

5. Limpieza frecuente

Para conservar el toldo de la terraza en buen estado también es necesario realizar ciertas tareas de limpieza, no solo en invierno sino también durante el resto del año. 

En el caso de toldos de lona es aconsejable limpiarlos con un aspirador y usar quitamanchas o agua jabonosa para eliminar las manchas. 

Si el toldo es de plástico puede ser útil el uso de una manguera de agua a presión o también usar un cepillo con una mezcla de agua y jabón neutro para sacar las manchas. 

Esto debe hacerse al menos 2 veces al año y con ello evitaremos que las manchas se incrusten de forma definitiva o que crezca el moho en zonas donde la humedad ha hecho acto de presencia.

***

Estos son los consejos más útiles para conseguir proteger los toldos de las terrazas durante el invierno. Son consejos aplicables también al resto de estaciones, ya que la protección del toldo debe hacerse durante todo el año para evitar su rápido deterioro. 

Tan solo hay que seguir estos pasos para disfrutar de un toldo reluciente durante un buen número de años.


CURSOS Y MASTERS PARA ARQUITECTOS

Si estás interesado en Cursos o Másteres, échale un vistazo a nuestra selección de programas de formación específicos para arquitectos.

VER TODOS LOS CURSOS

Tal vez te interese:
3 Tendencias del Sector de la Arquitectura
Citas de Arquitectos