El Arquitecto como Tasador Inmobiliario

CATEGORÍA » Blog
Curso tasación inmobiliaria

En este post analizamos la figura del tasador inmobiliario, cómo convertirse en uno y por qué los arquitectos somos un perfil perfecto para este trabajo.

La tasación de inmuebles es uno de los trabajos que con mayor frecuencia se repiten en nuestra publicación de empleo semanal. En estas ofertas de trabajo se solicitan perfiles técnicos, casi siempre arquitectos. 

Por esa razón, hemos pensado que es imprescindible que hablemos sobre la figura del tasador inmobiliario, así pues vamos a ello.

¿Qué hace falta para ser tasador inmobiliario?

En principio el título de arquitecto y arquitecto técnico habilita para ser tasador de inmuebles aunque es necesario realizar un curso de tasador inmobiliario o un máster sobre tasaciones y valoración de inmuebles para completar la escasa formación respecto al tema que se adquiere en las escuelas. 

Para ello hemos seleccionado este curso online de Tasaciones Inmobiliarias que imparte el centro Renders Factory. Puedes verlo a continuación:

(online. 10% descuento Código: "ARQUIPARADOS10")

Una vez formados como tasadores podemos aplicar a las ofertas de trabajo que se vayan publicando o bien apuntarnos a la lista de tasadores que suelen tener los colegios de arquitectos. Si estás colegiado infórmate en tu colegio sobre el tema, ellos sabrán asesorarte al respecto.

Sociedades de Tasación

Además, la opción más común es inscribirse en una Sociedad de Tasación si lo que vas a hacer son valoraciones hipotecarias y garantías de seguros que exigen ir certificadas por sociedades de tasación (ATISNA, ARQUITASA…) aunque existen otros tipo de tasaciones para los que no es necesariamente necesario estar inscrito en una sociedad de tasación, como por ejemplo:


- Valoraciones de inmuebles como activos para la inversión colectiva
- Análisis de la viabilidad económica de una promoción inmobiliaria
- Valoraciones del derecho de propiedad para proyectos de compensación y reparcelación
- Valoraciones del aprovechamiento urbanístico de terrenos para la realización de cesiones, permutas, transferencias, etc.
- Justiprecio de inmuebles para su expropiación forzosa o un Colegio Oficial.



¿Cómo es el trabajo del tasador inmobiliario?

En cuanto al trabajo, la labor del tasador inmobiliario es bastante rutinaria, en la mayoría de los casos se cobra en función del número de tasaciones que hagas y suele ser bastante común tener que viajar mucho en función de dónde esté el inmueble a tasar. 

Os dejamos algo de bibliografía por si optáis por formaros por vuestra cuenta o investigar más.








***

Esperamos que esta información te resulte de utilidad si te estáis planteando ser tasador inmobiliario. Si tienes alguna duda al respecto déjanos un comentario. Estaremos encantados de atenderte. Gracias por leernos.

El arquitecto profesor. Otra salida laboral a la crisis del sector de la arquitectura.
10 libros imprescindibles para un estudiante de arquitectura