Guía para Abrir un Estudio de Arquitectura (Paso a Paso)

CATEGORÍA » Blog
Cómo Montar un Estudio de Arquitectura

¿Estás pensando en montar tu propio despacho de arquitectura? En este post te contamos los pasos que tienes que dar. No te lo pierdas.

Si estás aquí es porque has decidido crear tu Estudio de Arquitectura. Ya tienes la idea, el nombre que le vas a poner a tu despacho e incluso puede que algunos posibles encargos en el horizonte.

Así que, en este post no nos vamos a centrar en analizar los pros y contras de esa decisión porque intuimos que ya está tomada. Nos vamos a centrar en lo práctico, en lo que realmente necesitas para montar tu Estudio de Arquitectura.

Vamos allá.

Pasos para montar un Estudio de Arquitectura


1. Plan de negocio

Tranquilo, aunque esto pueda parecer terminología de empresa es más sencillo de lo que parece. Simplemente define qué problema vas a resolver por el cual te van a pagar.

Esto te permitirá identificar mejor quién es tu cliente potencial, dónde está y cómo puedes ayudarle.

En grandes ciudades tendrás más competencia pero un mayor mercado, así que el enfoque ideal es la especialización en un sector o servicio determinado.

En ciudades pequeñas o pueblos puedes abrir más el catálogo de servicios, ya que la competencia será menor pero también el mercado.

2. Clientes

La mayoría de los pasos que vienen después de este implican gastos. Para sufragar estos gastos vas a necesitar encargos. Sin clientes no hay Estudio.

No tiene sentido que montes toda la estructura que requiere un Estudio antes de recibir un encargo. Esta decisión es vital para que no te ahogues antes siquiera de meterte en el agua.

Así que, antes de colegiarte, darte de alta en autónomos o alquilar un local, consigue tu primer encargo.

En arquiPARADOS le hemos dedicado un post completo a la cuestión de captar clientes. Te lo dejamos a continuación:


Creo que no hace falta añadir que tienes que cobrar por tu trabajo.

3. Colegiarse

Una vez que recibas tu primer encargo, lo primero que necesitas para ejercer como arquitecto es estar colegiado.

Esto es obligatorio siempre que seas el responsable de los proyectos en los que trabajes. Desde el más sencillo certificado hasta un proyecto importante de edificación.

Tendrás que hacerlo en el Colegio de Arquitectos que te corresponda por demarcación territorial.

Y aquí te adelanto que dependiendo de dónde vayas a montar el Estudio de Arquitectura te va a tocar pagar una cuota u otra. Y las diferencias pueden llegar a ser muy grandes como ya vimos aquí.

4. Autónomos o HNA

Una vez colegiados, tenemos que comunicarle al Estado que vamos a hacer una actividad que nos va a reportar ingresos recurrentes.

Nuestra recomendación es que retrases este trámite hasta que tengas que emitir la primera factura. Mientras no ingreses no tienes obligación de pagar una cuota de autónomos o de HNA.

En el momento en el que empieces a ingresar tendrás que cotizar a la Seguridad Social, lo cual te permitirá emitir facturas y acceder a las prestaciones sociales como trabajador por cuenta propia (sanidad, pensión, paro…).

Como arquitecto tienes dos opciones esencialmente:

  • Darte de alta en autónomos (RETA)
  • Darte de alta en HNA

Elegir una u otra es una decisión personal que depende varios factores. En arquiparados le dedicamos un post a analizar las dos opciones que puedes ver a continuación:


Tanto si elegimos RETA como HNA tendremos que darnos de alta en el IAE (Impuesto de Actividades Económicas) mediante el modelo 037.

Una vez que te hayas dado de alta en alguna de las dos fórmulas estarás obligado a presentar declaraciones trimestrales, de IVA e IRPF, mediante los modelos 303 y 130 respectivamente.

Todos estos trámites los puedes hacer online, no son difíciles. Otra opción es contratar una gestoría que te los haga, pero si los puedes hacer tu eso que te ahorras.

Te recomendamos que te des de alta en el sistema Cl@ve PIN para que puedas hacer estos trámites más fácilmente.

El importe de la cuota de autónomo lo puedes desgravar del IRPF en tus declaraciones trimestrales (modelo 130).

5. Seguros

La mayoría de trabajos que puedes hacer en un Estudio de Arquitectura van a implicar adquirir una responsabilidad sobre tu trabajo, para lo cual vas a necesitar un Seguro de Responsabilidad Civil.

Hace unos años la mayoría de arquitectos optaba por Asemas. Desde la crisis han proliferado otras corredurías de seguros que ofrecen un producto diseñado especialmente para arquitectos.

Te recomiendo que te pases por el post que le dedicamos al tema. Te lo dejamos a continuación:


6. Local, mobiliario, sistemas de impresión…

Mucho cuidado con este paso. Como venimos insistiendo, mantente lo más “ligero” posible durante la fase de arranque del Estudio, y con ligero nos referimos a minimizar los gastos.

¿Necesitas un local propio o puedes empezar desde casa?

¿Puedes imprimir los planos en una copistería?

Mantén tu estructura de trabajo lo más eficiente posible, esto te dará mucha más flexibilidad si las cosas se tuercen y te permitirá invertir dinero en lo realmente importante: la captación de clientes.

Y por supuesto, siempre que puedas evita endeudarte.

7. Software

Uno de los gastos que se suelen pasar por alto a la hora de montar una oficina de arquitectura es el de los programas de dibujo y diseño. Y no son baratos como ya vimos aquí.

Plantéate opciones alternativas, especialmente a los más caros, como son Autocad o Revit. Insistimos que el mensaje fundamental que queremos transmitirte es que te mantengas lo más ligero posible, al menos al principio.

Recuerda que estos gastos los puedes desgravar en tus declaraciones trimestrales, tanto el IVA como el IRPF.

Ahora que ya hemos terminado quiero que te fijes en cada punto y pienses si en la Escuela te han enseñado algo de esto. Da que pensar ¿verdad?

Los Gastos del Estudio de Arquitectura

Aunque ya hemos nombrado varios de ellos, en este apartado vamos a listar todos los gastos que puedes desgravarte en tus declaraciones trimestrales como arquitecto.

Algunos de estos gastos van sin IVA (como la cuota de autónomo o algunas cuotas colegiales dependiendo del colegio), así que asegúrate de calcular los impuesto de forma correcta.

Si tienes alguna duda sobre un gasto en concreto puedes dejarnos un comentario. Vamos a verlos:

  • Colegiación
  • Cuota de autónomos o HNA
  • Seguro de Responsabilidad Civil
  • Otros seguros profesionales (Salud...)
  • Alquiler del local
  • Suministros (agua, luz...)
  • Internet
  • Teléfono
  • Copistería
  • Material de oficina, maquetas...
  • Libros
  • Formación
  • Coche (combustible, seguros, ITV...)
  • Ropa de trabajo (Casco, botas...)
  • Electrónica (Portatil, plotter, cámara de fotos, medidores láser...)
  • Software
  • Publicidad
  • Tasas de Concursos
  • Cualquier servicio externo que contrates (Página web, gestoría, profesionales...)
  • Comidas con clientes
  • Viajes asociados al desempeño laboral
  • Congresos, seminarios...

Recuerda que para poder desgravarte estos gastos necesitas pedir factura a tu nombre o de tu empresa.

Algunos gastos, como el coche o la telefonía, solo podrás desgravarte un 50% a no ser que sea oficial de la empresa.

Aparte de estos gastos, cualquier gasto que esté directamente asociado con la actividad es susceptible de ser desgravado siempre que este justificado y se presente factura.


***

Hasta aquí esta pequeña guía para montar tu Estudio de Arquitectura. Esperamos que te haya resultado de utilidad. Si tienes alguna duda, déjanos un comentario.

Por último te queremos desear suerte en tu nuevo proyecto. Los comienzos siempre son difíciles, pero con esfuerzo y constancia siempre se consiguen resultados. Gracias por leernos.

CURSOS Y MASTERS PARA ARQUITECTOS

Si estás interesado en Cursos o Másteres, échale un vistazo a nuestra selección de programas de formación específicos para arquitectos.

VER TODOS LOS CURSOS


Tal vez te interese:
Curso (gratis): Crea tu Web de Arquitecto
50 Trabajos que puede hacer un Arquitecto